Investigadores de la Universidad de Santiago de Chile comunicaron el día 31 de Julio la creación de una innovadora terapia contra el cáncer que permitiría disminuir en un 70% los costos globales comparado con terapias similares y que proyecta una efectividad del 50%.

La innovación ya finalizó su etapa preclínica y se encuentra a la espera de recaudar fondos para continuar con la etapa clínica, la que, según Acuña, se podría extender por 8 ó 10 años.

“Hemos desarrollado una vacuna con tipos de cuerpos celulares, que son células tumorales muertas, capaces de activar el sistema inmune e inducir que los animales, a los que hemos tratado, estén libres de crecimiento tumoral. Es un modelo experimental”, detalló a Efe el impulsor de la iniciativa, doctor Claudio Acuña.

El tratamiento biológico que proponen los investigadores surge como una alternativa a la quimioterapia tradicional, estimulando al organismo para enfrentar los efectos de la enfermedad en etapas avanzadas. “Esta inmunoterapia es accesible para un amplio espectro de pacientes con cáncer de mamas, melanoma, de pulmón, colon, próstata y otros, en las etapas avanzadas III o IV”, aseguró el líder de la investigación y también director del Departamento de Biología de la USACH.

Según se indica, el tratamiento no espera revertir el cáncer, sino que “mejorar la calidad de vida de los pacientes a largo plazo y generar una terapia complementaria a las convencionales que permita contrarrestar el cáncer de una forma no convencional”. El proyecto se basa en los efectos del antibiótico Polimixina B y no requiere de un procedimiento previo sino que se funde en el uso de las células tumorales modificadas, busca desarrollar una vacuna que funcione de manera similar a lo que ocurre cuando se vacuna a niños o niñas.

Anuncios