La cadena de tiendas y supermercados Selfridges anunció la medida a partir de una estrategia de colaboración con la Sociedad Zoológica de Londres y la Coalición de Reservas Marinas, que busca evitar la contaminación por residuos plásticos en los océanos y alentar a los clientes a disminuir su uso de botellas plásticas.

“Vamos a animar a la gente a pensar dos veces antes de usar botellas de agua de plástico, las que finalmente terminan como desechos destruyendo nuestros bellos océanos”, dijo la vicepresidenta de Selfridges, Alannah Weston.
El director de los programas de conservación ZSL, Profesor Jonathan Baillie, dijo que “el increíble volumen de plástico que entra en los océanos cada año está teniendo un efecto devastador en la fauna marina, desde pequeños corales hasta las grandes ballenas”. Y añade, “no importa de dónde viene el plástico, una vez que alcanza el océano, se convierte en una mundial, ya que es transportado por las corrientes oceánicas”.
Por su parte, el director ejecutivo de Greenpeace UK, John Sauven ha dicho que “el impacto en la fauna marina, el medio ambiente y el daño potencial a la salud humana sólo ahora están haciéndose más claros. Las acciones realizadas por Selfridges para crear conciencia sobre el plástico en nuestros océanos es valiente paso que otras empresas deben seguir con urgencia”
Esta es una excelente noticia para los océanos de nuestro planeta y un, ejemplo de Responsabilidad Social Empresarial, digno de imitar.

DATOS
– Casi 400 millones de toneladas de plástico se producen cada año en el mundo, y de ese total solo el 10% se recicla.
– Anualmente llegan al mar unas 8 toneladas de residuos plásticos.
– Hace poco, investigadores y realizadores lograron grabar por primera vez plancton alimentándose de plástico.

Fuente: The Guardian

Anuncios