La singular biblioteca está ubicada en Las Cruces en Nuevo México, pero no hay nada para leer, sino sólo gatitos para jugar.

La oficina del Condado en conjunto con un refugio de animales abandonados, son los responsables de esta innovadora iniciativa, que permite a los funcionario de dicha oficina “arrendar” a uno de los gatitos para pasar un momento de diversión y alejar el estrés del trabajo.

Los empleados cuentan que realmente les hace pasar un buen rato y que no sólo beneficia ellos salen beneficiados, sino también los animales del refugio, ya que hasta el momento más de 100 han sido adoptados de manera permanente.

kitten

Fuente: CBS

Anuncios