Televisión, radio, periódico y medios digitales nos bombardean a diario de malas noticias, por si todavía no te has dado cuenta de lo mal que te hacen, aquí hay diversos estudios que lo comprueban.

Según un estudio de la Universidad de Pensilvania, el mirar noticias que se enfoquen en problemas, conflicto, violencia e inseguridad no genera ningún beneficio, sólo produce estrés, hastío y problemas de salud mental, como ansiedad y depresión. Además, el estudio afirma que nos produce una “desamparo aprendido”, dejándonos con una sensación de pasividad e impotencia.

La investigación también sugiere que la publicación y lectura de buenas noticias puede estimular nuestro estado ánimo y darnos un sentido de acción social. En la misma línea, la Universidad de Southampton, encontró que las historias positivas nos hacen sentir una gran motivación para tomar acciones, como compartir en voz alta nuestras opiniones, contribuir con instituciones solidarias o proteger el ambiente.

La psicóloga Barbara Fredrickson, dice que las emociones positivas son las que verdaderamente nos conducen al progreso, ya que éstas promueven y fomentan la creatividad y la innovación. Las emociones positivas también amplían nuestra conciencia, abren nuestros corazones y nos permiten construir nuevos conocimientos, habilidades y nuevos recursos.

Otra investigación de la Universidad de Texas, descubrió que las personas se sienten más comprometidas con los artículos que, además de problemas, contengan posibles soluciones. Esto comprueba que los medios de comunicación, no son un espejo de la sociedad, sino que influyen en ella de manera importante. Las historias que los medios de comunicación cubren y cómo lo hacen afecta nuestros sentimientos, conversaciones y perspectivas, en consecuencia, juegan un papel importante en nuestras decisiones y acciones.

Por esto, el llamado es a compartir las buenas noticias y las cosas bellas que suceden a nuestro alrededor, puede ayudarnos a mejorar nuestra percepción de la realidad y a llevar una vida sin tanta preocupación por lo que pueda pasar.

Fuente: Constructive Journalism
Aquí el Estudio de la Universidad de Pensilvania
Universidad de Texas
Información sobre el estudio de Universidad de Southampton.

Anuncios