Tal vez conozcas la iniciativa “Café Pendiente”, que consiste en pagar el café que tomas y dejar otro café pagado para alguien que lo necesite. La idea se expandió desde Italia y cada vez se adhieren más participantes en Chile y el resto de Latinoamérica.

Una de las cafeterías que se han sumado al proyecto es Dulce Tentación, ubicada en San Carlos en la provincia de Ñuble, la que invita a las personas en estado de abandono, en riesgo social o de escasos recursos que viven en la comuna a tomar un café acompañado de algo dulce en la mañana, sin costo.

La cafetería comenzó esta semana con un nuevo sistema de horario: de 8:30 a 9:30 de la mañana, donde reciben a personas vulnerables, a las que se les da los cafés que ya fueron pagados por clientes anteriores. Por su parte, la cafetería les da un dulcecito para hacer más agradable el momento. La cafetería luego cierra sus puertas hasta las 13:30, cuando comienza el horario tradicional, que dura hasta las 20:00 horas.

Una excelente iniciativa digna de imitar, sobre todo estos meses de tanto frío.

Fuente: El Definido