El proyecto busca poner un tope a los montos que pagan los afiliados de isapres por concepto de salud cada año, a través de un sistema stop loss que indica que los seguros deberán cubrir los gastos excesivos de los usuarios.

Como consignó La Tercera, el proyecto que será enviado a septiembre al Parlamento contempla la creación de un plan base, la eliminación de la declaración de salud o “filtro de ingreso” a estas compañías y un fondo que distribuirá las cotizaciones dentro del sector.

El objetivo es entregar cobertura financiera a las personas, tal como sucede con el Plan AUGE, donde los beneficiarios tienen una protección financiera adicional al plan de salud (60 por ciento en el ámbito ambulatorio y 80 por ciento en lo hospitalario), una suerte de ‘techo’ de gasto para proteger a las familias.

A pesar del rechazo de la Asociación de Isapres, el superintendente aseguró que deberán entregar tres opciones de planes de salud a los usuarios, las que tendrán valores de acuerdo a la conformación del grupo familiar.

¿Cuál es el beneficio?
Mujeres y adultos mayores verán un descenso en los precios de sus programas. Las afiliadas tendrán un ahorro de 30.936 pesos, mientras que un adulto mayores bajaría sus pagos en 102.204 pesos.

La autoridad precisó que para la creación de estos planes, las aseguradoras deberán eliminar la declaración de salud, ya que “plantear la selección de riesgos que se hace hoy es incompatible con la seguridad social. Hay que ver qué mecanismos se pueden aplicar (en reemplazo de la declaración), sin olvidar que no se puede discriminar a enfermos, a las mujeres o a los adultos mayores”.

Fuente: Cooperativa.cl

Anuncios