Considerando los 16 millones de toneladas de basura de embalaje producido anualmente solo en Alemania, dos chicas emprendedoras abrieron el primer supermercado sin desperdicios.

Se trata del del Original Unverpackt de Berlín, que surgió de la idea de las amigas Sara Wolf y Milena Glimbovski, quienes con la idea de disminuir el exceso de embalaje y desperdicio que genera la industria minorista de alimentos, decidieron lanzar una campaña en el sitio de Crowdfunding Startnext para reunir donaciones de dinero para hace realidad su idea. Con tal suerte que la campaña excedió todas las expectativas doblando la meta de 45000 euros.

El concepto de la tienda es simple: toda la comida se presenta a granel y los clientes llevan sus propios contenedores, de esta manera no genera ningún exceso de basura. Si el cliente olvida sus contenedores, puede tomar prestado unos de multiuso de la tienda, o usar bolsas de papel recicladas. Mientras que el concepto es parecido al de las cooperativas alimenticias, Original Unverpackt funcionará a gran escalara y no venderá absolutamente ningún envoltorio.

Donde sea posible, los productos se consiguen localmente para reducir las millas de alimentos y se ofrecen productos convencionales de menor precio y productos orgánicos también. “Todos deberían ser capaces de permitirse ayudar al medio ambiente de la forma que puedan”, comentan las emprendedoras.

Fuente: Inhabitat

 

Anuncios