La cadena británica de supermercados Tesco comenzó un programa piloto que supone la donación de toda la comida que esté en buenas condiciones

y que no se haya vendido en sus tiendas, de esta manera se une a las otras dos grandes cadenas británicas que ya cuentan con programas parecidos.

Representantes de la empresa dijeron que cerca de 30.000 toneladas de comida perecible, como pan y sandwiches, fueron arrojados a la basura por sus tiendas en el año 2014. Con el nuevo programa esa comida ahora irá a hogares de mujeres y se utilizará para los desayunos en escuelas locales.

Fuente: Reuters

Anuncios