No solo los humanos nos podemos beneficiar con las nuevas tecnologías, este tucán, que perdió la mitad de su pico, recibió una prótesis con la ya puede comer normalmente y, defenderse de posibles ataques.

El proyecto fue iniciativa de Grupo Vida Livre, dedicado a la gestión de vida silvestre e incluyó tres universidades de Río de Janeiro. El equipo utilizó última tecnología para escanear, construir e imprimir el pico en 3D, usando plástico y sellándolo con un polímero especial. En total, la prótesis solo pesa 4 gramos.

Los expertos no creen que pueda vivir libre en su hábitat natural, pero por lo menos sí podrá alimentarse por sí misma y a sus crías, en caso de que las tenga algún día.

Más información: iflscience

Anuncios